Ajeno.

Hace tiempo que lo tengo estación de radio favorita, ni canción, mucho menos alguna película. Todo parece tan ajeno. ¿alguna vez has sentido que todo se vuelve ajeno?

Lo que fuera

Usted.

Me gustas por:
-Ser cómo eres.
-Hacerme sonreír.
-Tener interés en mí.
-Tus virtudes, qué sólo son un complemento.

Pero me encantas más por tus DEFECTOS.

Conmigo

Reirías todo el día,

 y bromearíamos todo el tiempo.

Verías las estrellas cada noche,

 y las dibujaríamos.

No serían simples besos,

 sería regalarte una parte de mi alma cada vez.

No tendrías que hablar,

 porqué yo interpretaría tus silencios.

Podrías ver cuántas veces quisieras tú película favorita.

Pasarías fines de semana que no tendrían nombre.

Pudiste haber sido feliz,

 pero insistes en terminar la magia.

Adiós

Quieres irte … y me preguntas aún así porque no estamos juntos. 

No estamos juntos porque tu no crees, te ciegas ante la honestidad e mi alma, piensas que solo es una gran mentira todo, no te dejes por esos pensamiento locos y extraños en tu cabeza.

¿Quieres irte de verdad? Vete, para siempre no regreses, vete no dejes huella deja de hacerme daño, de lastimarme porque a ti hace tiempo que dejé de importarte.  Vete, no quiero más de ti si es que pretendes no creer. 

¿Por qué preguntas lo mismo? ¿Por qué quieres una respuesta? ¿Para que la quieres? ¿Por qué me quieres más cerca que nunca?

A caso no vez que me lastimas, que me duele que lo único que me están dando son ganas de irme y que te quedes tu, tu y tú soledad ingenua, tus porqué y tus delirios sin pies ni cabeza. 

Déjame a mi conmigo y el dolor que haz causado, mientra el y yo nos reconciliamos para ser de nuevo quien era y no quién me hiciste. 

Vete lejos, no regreses, no mires atrás ni mires a un lado porque ya no estaré, me habré adelantado tanto que tu estarás bien allí en el pasado al que siempre te aferraste a dónde siempre regresas cada vez más allí quédate entre recuerdos y amores perdidos, así como tu madre maldice el momento en el que nos conocimos comienzo a maldecirte a ti por haber conocido tú existencia, cumplir tus caprichos. Ahora lo único que me queda son las letras, ellas que siempre me ayudan a descubrir sus poderes de sanación, ellas que aquí están quedándose.

Podré haberte dado todo de mi, hasta mis letras pero el haberte dedicado mis versos, mis palabras y sueños no te hace dueño de estos. Te amo, te amé y ahora ya no quiero querer quererte ni amarte, quiero aprender a odiarnos a superarnos.

Adiós, a quien se volvió el muso de mis versos, sueños, letras, trazos y demás, comienzas a ser el desencanto de ellos.  

A veces te escribo como si me leyeras…como si fueras a darte cuenta que te necesito…si bien se que no me lees.